Viejunos brillantes

Conseguir hacer sentir la emoción de un -gran- concierto en directo en una butaca de cine es muy jodido. Y eso lo ha conseguido el bueno de Scorsese, Martin para los amigos.

NO soy el mayor fan de los Rolling, es decir, no mataría por tomarme unas cañas con Jagger, pero ver Shine a Light ha sido toda una experiencia. Con esta ¿película? Scorsese ha desmitificado los grandes conciertos en directo, en los que sólo puedes ver a la banda de turno a través de unas macro-pantallas y no escuchar una mierda. El tipo monta un tinglado impresionante para mostrar a Jagger, Keith y compañía como jamás se habían visto: todas las miradas de complicidad entre la banda, los suspiros de cansancio, los ronchos de sudor sobaquil en la camiseta de Jagger: vamos, una maravilla.

Resulta muy cool y muy cultureta decir que los Stones molaban más antes y que se han convertido en puro marketing…chorradas. Puede que los bailoteos ambiguos de Jagger resulten algo cargantes y, por qué no bochornosos, pero el tio es enorme: a cualquiera le encantaría poder moverse así con 65 añazos y poder arrimar la cebolleta con Christina Aguilera: Jagger mola, pero no tanto como el bueno de Keith que es de lo mejor que le ha pasado a la música en mucho tiempo.

Anuncios

~ por Jorge Barbó en abril 20, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: